SeaWorld preseta desfile de luces de Sesame Street al estilo drive-thru

San Diego.-Aunque sigue cerrado en un futuro previsible debido a la pandemia que aún hace estragos, SeaWorld San Diego ha encontrado una nueva forma de atraer a los visitantes al parque con la ayuda de un espectáculo de luces para disfrutar desde el auto y del elenco de personajes favoritos de Sesame Street.

Todos los fines de semana hasta el 15 de febrero, el parque organiza lo que llama el Sesame Street Parade of Lights, que permite a los visitantes conducir sus coches por el parque mientras ven árboles iluminados de colores y pasan bajo las luces de la Skytower de SeaWorld y a través de túneles de luz caleidoscópicos.

La experiencia drive-thru está abierta todos los viernes, sábados y domingos hasta el fin de semana de San Valentín, y el parque añadió el lunes 15 de febrero como último día. A lo largo de la ruta vehicular, los personajes de Sesame Street disfrazados sobre las carrozas del desfile harán apariciones para que los pasajeros puedan verlos desde ambos lados de los coches.

El nuevo evento llega en un momento especialmente difícil para el parque de San Diego, que lleva cerrado en gran medida desde marzo, excepto unos meses el año pasado, cuando pudo reabrir como acuario, pero con una capacidad muy reducida y sin acceso a sus atracciones.
El parque de San Diego es una excepción dentro de la cartera de parques temáticos de SeaWorld Entertainment. El año pasado, su empresa matriz pudo reanudar gradualmente las operaciones en los parques fuera de California, pero aun así ha recibido un enorme golpe financiero debido al COVID-19. El último informe de resultados de la empresa con sede en Orlando, publicado en noviembre, reveló que la asistencia a sus 12 parques se redujo en más de un 80 por ciento y que los ingresos cayeron en casi 368 millones de dólares.

Las principales empresas de parques temáticos de California han presionado al gobernador Gavin Newsom para que flexibilice sus requisitos para la eventual reapertura de los recintos cerrados, pero sin éxito. Incluso sugirieron la posibilidad de emprender acciones legales para forzar un enfrentamiento, pero mientras tanto, aumentaron los casos de coronavirus y las hospitalizaciones, lo que obligó a endurecer aún más las normas que rigen los negocios en general.

De los tres parques marinos homónimos de SeaWorld Entertainment, el de San Diego es el único que ha introducido un desfile y un espectáculo de luces.

Aunque se trata en gran medida de una repetición de las exhibiciones navideñas de SeaWorld durante las fiestas, la atracción drive-thru ofrece una experiencia que probablemente no volverá a producirse una vez que se permita la reapertura de los parques temáticos.

“Se trata de una nueva y emocionante forma de que las familias experimenten el Sesame Street Parade of Lights de SeaWorld y un increíble espectáculo de luces desde la seguridad de sus propios autos”, dijo la presidenta del parque, Marilyn Hannes. “Mientras seguimos promoviendo nuestros protocolos mejorados de salud y seguridad, estamos encantados de ofrecer esta oportunidad única para que nuestros visitantes puedan disfrutar de SeaWorld como nunca antes”.

El precio de la entrada es de 49.99 dólares por carro, aunque los miembros con pase anual recibirán un 50 por ciento de descuento en sus entradas, que deben comprarse con antelación y para franjas horarias específicas.

Aunque el precio es elevado, la atracción tiene sentido como forma de aumentar los ingresos durante los tiempos difíciles que atraviesan los parques de atracciones, dijo el bloguero de parques temáticos Todd Regan, del sitio web MiceChat.com, centrado en Disney.

“Esto les ayudará a pagar una parte del personal y a mantener las cosas en marcha”, dijo Regan. “Sus gastos son enormes en comparación con otros parques temáticos porque hay que seguir manteniendo a los animales. Me pareció brillante idear una forma de recaudar dinero que no fuera pedir donaciones. Y es una forma inteligente de reciclar las luces navideñas con la incorporación de personajes en las carrozas del desfile. En un año de continuos cierres, esta es una actividad segura, que será divertida para toda la familia”.

El parque también está obteniendo ingresos adicionales con la venta de aperitivos que los visitantes pueden disfrutar en sus autos, como chocolate caliente y algodón de azúcar. Además, hay paquetes de recuerdos especiales del evento, como peluches de personajes de Sesame Street y capas de personajes de superhéroes.

Normalmente, SeaWorld, que alquila su recinto de Mission Bay a la ciudad de San Diego, está obligado a pagar un alquiler mensual que se basa en gran medida en el porcentaje de ingresos que recaudan por las entradas y la venta de comida y recuerdos. Durante meses, el parque temático no pagó el alquiler gracias a la protección de pago diferido que el Ayuntamiento permitió en virtud de la moratoria de desalojo. Sin embargo, esto terminó el 30 de septiembre para todos los arrendatarios comerciales, dijo la portavoz municipal Tara Grimes.

A principios de este mes, dijo Grimes, SeaWorld hizo un pago de 1.6 millones de dólares, que refleja un porcentaje de la renta por los ingresos que el parque recaudó durante un período de 10 meses entre febrero y noviembre del año pasado. Eso se compara con los casi 8.7 millones de dólares de alquiler que SeaWorld pagó en el período comparable de 2019, una caída del 81.4 por ciento.

 

FUENTE: https://www.sandiegouniontribune.com

 

 

Abrir chat