Esposa de trabajador que cayó de 8vo piso pide ayuda para reclamar el cuerpo del fallecido

banner sindicatura 1

Por Ana Lilia Ramírez

Tijuana, 28 de enero de 2022.- El trabajador mexicoamericano que falleció en el centro de San Diego, al caer de un edificio cuando limpiaba ventanas el pasado miércoles, era residente de Playas de Rosarito.

Su nombre era Edy Guadalupe Cañedo Medina, tenía 37 años cuando murió, desde hace 7 años diario cruzaba la frontera para su trabajo limpiando ventanas de edificios en la empresa Sky High Window Cleaning, señala su esposa Sarahí Ramírez Ortega.

Edy sabía de los riesgos de su trabajo, pero era el sustento económico principal para salir adelante.

La noticia para su esposa Sarahí Ramírez Ortega con 6 meses de embarazo, le cayó como un balde de agua encima; su esposo había caído del octavo piso del edificio cuando trabajaba limpiando ventanas.

Pero no sólo fue la terrible noticia de su muerte, Sarahí no tiene una visa para reclamar el cuerpo de Edy Cañedo y no hay quien lo reclame.

“Yo solo quiero ir a reclamarlo y poderlo traer y velarlo aquí en Rosarito, solo quiero eso.”

Su esposa señala que tenían una relación en unión libre desde hace 7 años, lamenta que no pueda cruzar a reclamar el cuerpo de su esposo.

“Me siento bien triste por todo lo que esta pasado y mas porque no lo puedo reclamar para allá (en Estados Unidos), yo solo quiero traerlo para celarlo, no quiero más”.

Con un estado avanzado de embarazo de 6 meses, Sarahí lamenta que no podrá conocer a su hija que se llamará Lidia Noemí, pues tenían 4 años intentando tener hijos.

“Él solo quería conocer y ver crecer a su Mimí, era su ilusión más grande” señaló la joven en llanto.

El terrible accidente ocurrió pasado miércoles 26 de enero, el Departamento de Policía de San Diego inició una investigación cuando a las 11:50 horas, Edy Guadalupe Cañedo Medina cayó del edificio Santa Teresa de Calcuta Villa ubicada en la avenida 14th y Commercial en East Village, murió al instante tras el impacto.

El edificio es una comunidad de viviendas asequibles administrada por Father Joe’s Villages.

Su esposa Sarahí Ramírez Ortega solo pide ayuda al Consulado Americano o Consulado Mexicano para reclamar el cuerpo del hombre y padre de su hija, con quien compartió 7 años de su vida.