LA NOCHE DE LOS NAHUALES || Benjamín M. Ramírez

NUNCA SALIMOS, PERO PODEMOS REGRESAR O LA MUERTE NO PIDE PERMISO

Por Benjamín M. Ramírez

Primeros días de enero y el país cede paso al mensaje de muerte, tiñe de color púrpura cada rincón del suelo patrio, enluta a las familias y no existe gozo y contento para la ciudadanía que anhela un respiro ante tanta violencia.

Ante el estruendo de los disparos, las víctimas contabilizadas en estos diez primeros días, el desafío y las pugnas entre los grupos antagónicos, se guarda un silencio riguroso y ominoso bajo la complicidad soterrada entre gobernantes y gobernados porque la muerte no pide permiso.

Quizá construimos un país sobre los cadáveres como un eterno legado para las generaciones venideras. Un legado de oprobio, vergüenza y resignación frente a la muerte que llega, como extraña, amenazadora y devoradora de vidas.

Nadie parece querer alzar la voz.

Ya Eduardo Galeano ha dado un nombre de quienes son borrados de la faz de la tierra, sin misericordia, sin razón, sin medida, sin autorización: los nadies.

Así se expresa Galeano:

[…]

Los nadies : los hijos de nadie, los dueños de nada.

Los nadies : los ningunos, los ninguneados, corriendo la Liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos: Que no son, aunque sean.

[…]

Que no son seres humanos, sino recursos humanos.

Que no tienen cara, sino brazos.

Que no tienen nombre, sino número.

Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica Roja de la prensa local.

Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.

Nadie muere y es arrojado en cadáver —de nadie— en pila, como leña, al borde del camino, sin identidad, desconocido, frente a la indolencia de las autoridades que prometieron paz y la reconstrucción del tejido social que no se logra con iniciativas de buenas intenciones.

Intenciones que quizás esconden jugosas negociaciones donde nadie pierde, entre el sonido de las máquinas contadoras de la divisa verde, de las monedas al aire y el sonido de metralla.

En Veracruz, Guanajuato, Morelos o Tijuana, nadie se da cuenta que vale más la bala que la vida que mata. Nadie sale del círculo de la muerte, pero regresa inexorable, devastada, con su sino, de amargos tragos, de incalculable dolor.

FUERZA PRESIDENTE

Desde estas líneas envío mis mejores deseos para que el Presidente de la República recupere pronto la salud. El resfriado común que suponía el ejecutivo tuvo como resultado positivo al COVID-19, según lo declarara la víspera en sus redes sociales el propio mandatario.

Las voces de apoyo y de reclamos han circulado por todos los medios. Unas, de forma solidaria y esperando pronta recuperación; otras, acusando al titular del poder ejecutivo de no tomar las debidas precauciones para evitar el contraer el virus.

Por lo pronto, deseo que el Presidente de la República retome sus actividades de forma normal en la conducción de las riendas del país y dé una pausa al ajetreo de sus actividades públicas.

NICARAGUA, NICARAGÜITA

¿Ahora sos libre?

La guerra se transformó en muerte y habitó entre nosotros.

Daniel Ortega, los hermanos Mejía Godoy, Ernesto Cardenal y otros líderes de la guerrilla del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, así como tantos luchadores sociales hicieron posible la transformación democrática de Nicaragua.

Ortega, desde que asumió el poder en 2007 no ha dejado opositor alguno en libertad. Se ha convertido en un dictador, reproduce el mismo absolutismo del clan Somoza que combatió detrás de las filas del FSLN.

Ortega luchó como miembro y comandante de la guerrilla; lucha que lo costara siete años de prisión, —fue aprehendido después del robo a un banco— en 1967, sometido a vejaciones, al hambre y la tortura e incomunicado en las celdas de castigo. Fue liberado gracias al canje de rehenes establecido entre el gobierno de Somoza —Tachito— y el FSLN.

El gobierno del dictador Ortega ha sido rechazado por la mayoría de los países que conforman la Unión Europea, Reino Unido y los Estados Unidos de Norteamérica, entre otros, quienes han calificado las elecciones que le permiten un quinto mandato para Ortega como una pantomima y una farsa.

El Estado Mexicano aún no se atreve a condenar las violaciones a los derechos humanos perpetradas por el gobierno del Comandante de las fuerzas del FSLN.

Espero que Nicaragua, Nicaragüita, sea verdaderamente libre.

TIJUANA: CIEN DIAS.

Nada nuevo, nada cambia. Esta ciudad fronteriza permanece entre los primeros lugares a nivel mundial de las ciudades más violentas del mundo. Los baches… y el olvido… El color naranja…

AGRADECIMIENTOS

Desde estas líneas quiero externar mi reconocimiento a las atinadas gestiones realizadas por la dirigencia del Sindicato de Profesores del Colegio de Bachilleres, SPCOBACH, encabezada por el Secretario General, ingeniero Erick Garibo Cárdenas.

Espero que a la par de esta publicación mis colegas docentes y beneficiarios del estímulo obtenido a través de la figura del K1 estén excedidos de contento, de alegría, de felicidad, de regocijo.

Parecerá insulso, simple y hasta anodino el frente de batalla que se formó a través de la Federación de Sindicatos de los Colegios de Bachilleres de las entidades federativas, de las negociaciones, de los bloqueos realizados por los cuerpos policiacos para impedir nuestras intenciones para llegar a la conferencia mañera del Presidente Andrés Manuel López Obrador, las insidias, las burlas y los comentarios fuera de lugar sobre la lucha para hacer efectivo el pago de este estímulo que a la sazón representa un logro al esfuerzo y la tenacidad de los docentes que se vieron obligados a refrendar su permanencia en la función docente desde 2015.

Mi reconocimiento al doctor Víctor Manuel Pinot, líder del SUICOBACH, en el estado de Chiapas. Y sobre todo por permitirme ser partícipe en las negociaciones encabezadas por él, en su calidad de Secretario de la Federación de los Sindicatos de los Colegios de Bachilleres de las entidades federativas.

Se consigue más con miel que con hiel, me comentan —aquí, en Baja California— cuya representación en la Ciudad de México fue reducida, pero aguerrida.

Sería inadmisible no reconocer este logro a través del esfuerzo de quienes hicieron posible su pago bajo el concepto K1, una insensatez no dar la razón a quienes, desde su frente de batalla, con la toma del USICAMM —que fue un caso fortuito, no intencionado— se diera pauta para el inicio de las negociaciones con las autoridades de la SEP.

Maestra Nora, Elizabeth, profesor Doroteo, existen los casos fortuitos, con resultados inesperados. Fortuitos sí, en la medida de que se hagan posibles las condiciones para que así sucedan.

A lo mejor, no serán necesarios los aplausos —bajo el sórdido argumento de que la dirigencia del SPCOBACH está al frente para hacer valer los derechos de los agremiados— es cierto, pero también lo es,  reconocer que no es lo mismo ver los toros detrás de la barrera.

Honor a quien honor merece.

Enhorabuena.

Abrir chat