La cárcel del condado de San Diego registra su primera muerte de 2021

 

San Diego. -Omar Arroyo Moreno fue detenido por un agente del sheriff del condado de San Diego a principios de este mes. No salió vivo de su celda.

Según un documento de una página publicado por el Departamento del Sheriff en virtud de la Ley de Registros Públicos de California, Moreno murió en una cárcel no especificada el 7 de enero.

Moreno, quien tenía 34 años, es el primer recluso que muere bajo la custodia del Departamento del Sheriff del Condado de San Diego este año. Su muerte es también la más reciente de una serie continua de decesos en la cárcel del condado durante la última década.

Un portavoz del sheriff Bill Gore dijo que la muerte de Moreno está siendo investigada.
“La Unidad de Homicidios del Departamento del Sheriff lleva a cabo una investigación exhaustiva de cada muerte bajo custodia”, dijo el teniente Ricardo López en un comunicado. “Al concluir esa investigación, se proporciona al público un comunicado de prensa con detalles, incluyendo la causa y la forma de la muerte”.

No se pudo contactar con ningún familiar del hombre que murió el miércoles, y no hubo información disponible de inmediato sobre las circunstancias de la detención de Moreno.

El formulario estatal que los funcionarios del departamento deben presentar al Departamento de Justicia de California siempre que un recluso muere bajo custodia indica que el caso está bajo investigación. Tanto el medio como la forma de la muerte se especifican como “pendiente de investigación”.

El documento refleja una serie de casillas marcadas que indican que Moreno murió en una celda de la cárcel mientras esperaba el juicio. Supuestamente violó la Sección 11364 del Código de Salud y Seguridad del estado, al poseer parafernalia de drogas.

El formulario también menciona la fecha de la muerte, el cumpleaños de Moreno y señala que era hispano.

Según los registros de la cárcel, Moreno fue arrestado el 7 de enero bajo la sospecha de estar ebrio en público y en posesión de parafernalia de drogas. La Oficina del Fiscal del Distrito dijo que los cargos habían sido remitidos pero no presentados.

El recluso fallecido no tenía antecedentes penales, salvo un arresto en 2010 por agresión que fue desestimado “en interés de la justicia” ese mismo año, según una portavoz de la Oficina de la Fiscalía del Distrito.

Moreno murió días antes de que la Junta Ciudadana de Revisión de la Aplicación de la Ley del condado (CLERB) acordara formar un comité especial para examinar los datos del Departamento del Sheriff relacionados con las muertes bajo custodia.

Sin embargo, no hay indicios de que los miembros de la junta supieran de la muerte de Moreno cuando tomaron su decisión.

El Departamento del Sheriff dejó de anunciar las muertes de reclusos en 2019, después de que The San Diego Union-Tribune iniciara una investigación de seis meses en la que examinaba la tasa de mortalidad en las cárceles del condado de San Diego.

Como resultado, el periódico presenta solicitudes de la Ley de Registros Públicos cada pocas semanas para obtener copias de los nuevos formularios que el departamento debe presentar a los funcionarios estatales cuando los reclusos mueren bajo la custodia del condado.

En septiembre de 2019, el Union-Tribune publicó Dying Behind Bars (Morir tras las rejas), una serie de tres días en la que se descubrió que la tasa local de muertes bajo custodia era significativamente más alta en San Diego que en los otros cinco sistemas carcelarios de condado más grandes de California.

Muchas de las más de 150 muertes que se han producido desde que Gore fue nombrado sheriff en 2009 se debieron a deficiencias en los servicios médicos y de salud mental dentro de las cárceles, según los registros judiciales, las autopsias y otras revisiones independientes.

El departamento dijo que trabaja para proporcionar los mejores servicios sanitarios posibles y señala que ha aumentado el gasto anual a más de 90 millones de dólares.

No obstante, las continuas muertes han dado lugar a indemnizaciones millonarias por parte de los jurados y a acuerdos legales con los familiares de los reclusos, y en los últimos meses se han presentado nuevas demandas contra el Departamento del Sheriff.

La Junta Ciudadana de Revisión de la Aplicación de la Ley tiene previsto formar un comité para examinar los registros de mortalidad de la cárcel del condado de San Diego. El departamento proporcionó a la junta información inexacta sobre las muertes en custodia, informó el Union-Tribune el mes pasado.

López dijo que el Departamento del Sheriff espera ayudar a la junta de supervisión en su revisión.

“El departamento da la bienvenida a la revisión de CLERB y proporcionará cualquier dato que esté disponible y sea aplicable de acuerdo con la ley”, dijo.

 

FUENTE: https://www.sandiegouniontribune.com/

 

Abrir chat