“No”: AMLO descartó usar cubrebocas tras contagiarse de COVID-19

México. -El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró que en el país no será obligatorio el uso del cubrebocas, y dijo que él no utilizará cubrebocas durante las conferencias matutinas.

“En México no hay autoritarismo, está prohibido prohibir, todo es voluntario, lo más importante es la libertad y cada quien debe de asumir su responsabilidad, en México no ha habido toque de queda como en otras partes ni se ha obligado a nada, es una decisión de cada persona.

Qué es lo que se ha venido recomendando: cuidar la sana distancia, el no hacer actos masivos, cuidarnos incluso hasta de reuniones familiares, cuando participan muchas personas, eso básicamente”, indicó el mandatario mexicano.

Al ser cuestionado sobre si ahora usará el cubrebocas, López Obrador dijo que no, puesto que según lo que han señalado los médicos, ya no contagia.

“No, ahora ya, además, de acuerdo a lo que plantean los médicos, ya no contagio”, señaló.
Interrogado sobre si planea aplicarse la vacuna anticovid, reiteró que esperará su turno, previsto a partir de marzo cuando se empiece a vacunar a los mayores de 60 años.

El mandatario dijo que no recurrirá a lo que describió como la “argucia” de querer inspirar “confianza”, como hicieron otros gobernantes en el mundo que fueron de los primeros en vacunarse.

“¿Y cómo es que se vacunan esos Jefes de Estado, esos presidentes, esas personalidades? Con el pretexto, la argucia de que, de esa manera, dan el ejemplo, para que la gente ¡fijense! la triquiñuela, para que la gente tenga confianza y no le tema a la vacuna”, fueron las palabras con las que el mandatario cuestionó dicha retórica.

López Obrador explicó que se contagió de Covid-19, pese a cuidarse, porque tiene que trabajar como millones de mexicanos en el país, y no se saltó la fila de la vacuna contra el coronavirus. “Ni modo que me quedara todo el tiempo encerrado”.
“¿Por qué me enfermé? Primero, porque no me vacuné, no abusé. Pude haberme vacunado, hay Jefes de Estado, presidentes, que se han vacunado, han sido de los primeros”, fue la manera en la que empezó la crítica del presidente mexicanos a sus homólogos de otros países.

El presidente de México reanudó este lunes sus actividades oficiales con su conferencia matutina tras recuperarse del covid-19, que le fue diagnosticado el 24 de enero.

“Vamos a iniciar la semana, primero agradecerle a todos los mexicanos mujeres y hombres que se preocuparon por mi enfermedad por mi contagio de COVID, afortunadamente salí adelante; aquÍ estamos para continuar luchando”, dijo el mandatario mexicano.

También agradeció las muestras de apoyo de “muchos amigos del extranjero”; los rezos, bendiciones y buenas vibras que mexicanos le expresaron durante las dos semanas que estuvo en recuperación.

“Agradecer también a muchos amigos del extranjero y a todo el pueblo de México, mujeres hombres que expresaron su deseo de que me recuperara y saliera adelante, agradecerles sus bendiciones, sus rezos , sus buenas vibras sus buenos deseos a todos y como decía José Martí: ´amor con amor se paga´.”.

Aseguró que “está de pie y en lucha”, para continuar con el proyecto de transformación del país, dijo.

“Estamos de nuevo de pie y en lucha, vamos a continuar con la transformación con el proceso que se inició que es fundamental para México, que podamos acabar con la corrupción, para que de esta manera se moralice nuestro país y podamos vivir con bienestar con felicidad”, subrayó.

López Obrador explicó que atravesó la enfermedad con algunos “dolores de cuerpo” y “poca temperatura” y que aceptó recibir un tratamiento que experimenta el Instituto Nacional de Nutrición, uno de los centros médicos públicos de mayor prestigio.

“Me empezaron a aplicar un medicamento antiviral desde el lunes (25 de enero) y desinflamatorios y afortunadamente dio buenos resultados”, añadió López Obrador, quien es hipertenso y sufrió un infarto en 2013.

Dijo solidarizarse con “quienes han perdido la vida por esta terrible pandemia y a quienes sufren al estar internados mucho tiempo y padecer de daños en el proceso”.

La noche del 24 de enero López Obrador anunció que se había contagiado el covid-19, lo que lo obligó a suspender sus actividades durante dos semanas.

El jueves pasado, en un video subido a las redes sociales, informó que ya había dado negativo al covid-19 en una prueba rápida de antígeno.

 

FUENTE: https://www.infobae.com/

 

Abrir chat