BDAN, EPA y SEPROA se enfocan en reducir los flujos transfronterizos de aguas residuales al Río Nuevo

Tijuana.-La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), el Banco de Desarrollo de América del Norte (BDAN), la Sección Mexicana de la Comisión Internacional de Límites y Aguas, el Organismo de Cuenca Península Baja California de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y la Secretaría de Manejo, Saneamiento y Protección del Agua (SEPROA) del Gobierno de Baja California, participaron el día de hoy en una ceremonia para anunciar el arranque de obras de alcantarillado sanitario del Programa Binacional de Saneamiento de Mexicali.

En el marco de este Programa, en los últimos nueve meses estas instituciones han tenido una importante colaboración en el desarrollo y financiamiento de dos proyectos de rehabilitación de líneas de alcantarillado sanitario, plantas y cárcamos de bombeo con un costo estimado de $10.6 millones de dólares.

El primer proyecto llamado Mejoras al Sistema de Alcantarillado Sanitario (Fase I) y Cárcamos de Bombeo que tiene un costo total de $6.8 millones de dólares., incluye el reemplazo de cerca de 12 kilómetros de tubería deteriorada en el sistema de alcantarillado sanitario y rehabilitación de tres cárcamos de bombeo, las cuales bombean un promedio de aproximadamente 1,450 litros por segundo dentro del área del proyecto.

El segundo proyecto comprende la rehabilitación de 12 cárcamos de bombeo del sistema municipal de alcantarillado sanitario, los cuales se construyeron hace más de 30 años y ya excedieron su vida útil. Cuando falla uno de estos equipos, el agua residual cruda normalmente se descarga hacia el Río Nuevo, cuyas aguas fluyen hacia Estados Unidos y desembocan al mar de Saltón. El costo de este proyecto es de $4.1 millones de dólares y una vez terminado, proporcionará la conducción adecuada de las aguas residuales con seguridad a las plantas de tratamiento existentes.

Estos proyectos, además, mejorarán la infraestructura de conducción de aguas residuales para más de 41,000 conexiones domésticas existentes, con lo que se beneficia a más de 150,000 habitantes.

Ambos proyectos se apoyan con US$5.3 millones de dólares a través del Fondo de Infraestructura Ambiental Fronteriza (BEIF por sus siglas en inglés), programa que opera con recursos de la EPA y es administrado por el BDAN. El resto de los fondos serán empatados con recursos por US$5.3 millones de dólares de los gobiernos federal, estatal y local.

En la ceremonia de arranque de obras reunión participaron Salomón Faz Apodaca, Secretario de Manejo, Saneamiento y Protección de Agua de Baja California;Calixto Mateos, Director General de BDAN;Humberto Marengo Magallón, Comisionado de la Sección Mexicana de la Comisión Internacional de Límites y Aguas; Tomás Torres, Director de la División de Agua, de la Región Suroeste-Pacifico de la EPA;Armando Samaniego, director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Mexicali (CESPM) yMiguel Ángel Rodriguez Todd, Director General del Organismo de Cuenca Península de Baja California de la CONAGUA.

“Atender los retos ambientales que enfrenta la frontera es una prioridad que compartimos con nuestros colegas mexicanos”, dijo Jane Nishida, Administradora Interina de la EPA. “Este proyecto beneficiará a comunidades de ambos lados de nuestra frontera, minimizando el riesgo de derrames de alcantarillado y el desbordamiento de aguas residuales en las calles y al Río Nuevo”.

“Me da mucho gusto que el BDAN haya apoyado con recursos no reembolsables para la CESPM que ayudarán a financiar proyectos para mitigar la contaminación transfronteriza que fluye al Río Nuevo”, dijo el Representante Juan Vargas. “Las necesidades de infraestructura de nuestra región y los programas de restauración ayudan a proteger a los residentes, al medio ambiente y a la economía. La cooperación binacional, de todos los niveles de gobierno, es esencial para enfrentar la crisis de contaminación transfronteriza”, añadió.

“Cabe destacar la relevancia que representan estas acciones para reducir los flujos transfronterizos de aguas residuales por el Río Nuevo”, dijo el secretario de SEPROA Salomón Faz.

“El BDAN se enorgullece de haber colaborado con la EPA para ofrecer el financiamiento de estos importantes proyectos ambientales en Mexicali, Baja California”, dijo Calixto Mateos, Director General del BDAN. Añadió que “este tipo de proyectos muestran el compromiso del BDAN para seguir trabajando con todos los niveles de gobierno para concretar acciones que eliminen los flujos transfronterizos de aguas residuales sin tratamiento y la contaminación de fuentes de agua binacionales”.

Estos proyectos son parte de un plan estratégico de saneamiento que prioriza la rehabilitación de infraestructura y establece una estrategia financiera. Están encaminados a proteger la salud y el medio ambiente al minimizar el riesgo de derrames del alcantarillado y el desbordamiento de aguas residuales en las calles locales y al Río Nuevo que fluye al norte hacia Estados Unidos, así como a reducir la contaminación del agua y el riesgo de enfermedades gastrointestinales.

El BDAN es una institución financiera establecida y capitalizada en partes iguales por los gobiernos de México y Estados Unidos, con el propósito de financiar proyectos de infraestructura ambiental a lo largo de su frontera común. Como institución pionera en su campo, el Banco trabaja para desarrollar proyectos sustentables desde un punto de vista ambiental y financiero, con amplio apoyo comunitario, en un marco de colaboración y coordinación estrechas entre los dos países.

 

Abrir chat