Cicuta || Por Jaime Flores

0

Por Jaime Flores

Rosado

Acorralado en el callejón de sus propias trácalas, el dirigente de la Organización Anapromex Fidel Margarito Villanueva siente que sus calcetines se decoloran.

Del brillantísimo color rosa, esas prendas de Villanueva comenzaron a perder intensidad luego que el gobernador de Baja California Jaime Bonilla Valdez advirtiera que iniciarán con el decomiso de los vehículos que circulan con placas de Anapromex.

Bonilla no aceptará que Margarito lo invite a jugar a las manitas calientes, ni tampoco está dispuesto a observarlo mientras se maquilla.

Para el gobernador Bonilla, Anapromex es un organismo que engaña a la gente, pues emite documentos que carecen de validez.

Ya Cicuta ha referido hasta el cansancio la impunidad con que se desenvuelve esta persona, quien presume que durante la última década ha vendido unos 800 mil engomados a igual número de propietarios de autos “chocolate” en Baja California.

Si la calculadora no hace una broma y la venta de placas de cartón es de mil pesos de forma individual, quiere decir que Margarito se ha embolsado unos 800 millones de pesos en 10 años.

¡Vaya negocio!

Si bien puede haber alguien que destaque su inteligencia para los negocios, lo cuestionable sería que está persona se aprovecha de la gente más humilde, pues además de quitarles su dinero les echa mentiras.

Fidel Margarito les dice que nadie les quitará su vehículo, ni se los decomisa.

Hace dos semanas Fidel Margarito fue arrestado en Ciudad Juárez Chihuahua, pues afiliados a Anapromex quemaron en octubre pasado varios vehículos en la zona centro de aquella ciudad.

La quema de estos vehículos fue una muestra de la desesperación que tenían, pues el servicio de administración tributaria (SAT) decomisaba las unidades en Ciudad Juárez.

Mientras tanto en su casona de Ensenada, seguramente Margarito se espulgaba el ombligo y metía a la lavadora sus calcetines rosa.

El asunto es que, a principios de semana, el gobernador Jaime Bonilla sacó la espada para advertirle a Villanueva que su tiempo de impunidad se acabó.

Veremos de qué vive el señor Villanueva, pues sus calcetines están muy decolorados.

Desafío

El miércoles en Mexicali, Fidel Margarito tronó contra el gobernador Bonilla, de quien dijo “no es Dios” y desestimó la incautación de autos “chocolate”.

La persona en cuestión habló de amparos y asegura que la semana próxima se reunirá con el senador de MORENA Ricardo Monreal.

Esto, sin duda, puede interpretarse como un mensaje al gobernador Bonilla.

Positivo

Nadie recuerda que un alcalde haya subido a ofrecer un reconocimiento público a empleados del gobierno municipal que han contribuido al engrandecimiento de la autoridad.

Arturo González Cruz alcalde de Tijuana rindió el pasado martes su informe de los primeros 100 días de actividad y ofreció un reconocimiento público a sus empleados, es decir a unos 40 trabajadores.

Dicen que no sólo de alimento vive el hombre, está claro que el reconocimiento alimenta el espíritu.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat