Podrían ser 34 las víctimas por incendio de barco en California

0

California.- Probablemente nadie escapó de las llamas que atravesaron un bote lleno de buzos, con las 34 personas durmiendo debajo de la cubierta presuntamente muertas durante una expedición de fin de semana del Día del Trabajo en la costa del sur de California, dijeron las autoridades el martes. suspendieron la búsqueda de sobrevivientes.

El alguacil del condado de Santa Bárbara, Bill Brown, dijo que no se encontró a nadie con vida después de que el incendio envolviera el bote de buceo el lunes por la mañana. Las llamas bloquearon una escotilla de escape y una escalera que conducía a la zona de descanso llena de pasajeros en un viaje de buceo recreativo.

Solo cinco miembros de la tripulación que dormían en la cubierta superior pudieron escapar saltando al agua y dirigiendo un bote pequeño a un lugar seguro.

Se cree que el incendio que envolvió la Concepción mató a los 33 pasajeros y a un miembro de la tripulación que estaba debajo de la cubierta, dijo el sheriff. Los investigadores aún no han determinado cómo estalló el fuego.

El jefe de bomberos del condado de Santa Bárbara, Mark Hartwig, dijo a los periodistas que los familiares de las víctimas “confiarán en nosotros para hacer todo lo que esté a nuestro alcance para descubrir que sucedió a bordo de ese barco en los últimos momentos de la vida de estos miembros de la familia. Ese es nuestro compromiso “.

Los cuerpos de 20 víctimas han sido recuperados, y los buzos han visto entre cuatro y seis más en los restos hundidos, dijo el sheriff. Las autoridades están tratando de estabilizar el bote que se hundió en unos 60 pies (18 metros) de agua para que los buzos puedan recuperar esos restos.

La mayoría necesita ser identificada por análisis de ADN y los funcionarios están recolectando muestras de familias, dijo Brown.

Cinco miembros de una familia perecieron. Susana Rosas publicó en las redes sociales que sus tres hijas, su padre y su madrastra estaban a bordo.

Kristy Finstad, de 41 años, líder de la gira de buceo y copropietaria de Worldwide Diving Adventures, que alquiló el barco, fue identificada en una publicación de Facebook por su hermano, Brett Harmeling de Houston.

Pacific Collegiate School en Santa Cruz dijo que algunos de sus estudiantes y sus padres estaban en el bote.

El alguacil dice que la mayoría de las víctimas parecen haber sido del norte de California, incluidos Santa Cruz, San José y el área de la bahía de San Francisco.

El barco partió del puerto de Santa Bárbara el sábado y el incendio estalló alrededor de las 3 am del lunes mientras estaba anclado frente a la isla de Santa Cruz, a unas 90 millas (145 kilómetros) al oeste de Los Ángeles. La tripulación pareció pedir ayuda rápidamente.

“La llamada fue confusa, no estaba tan clara, pero pudimos obtener cierta información para enviar barcos”, dijo el suboficial de la Guardia Costera Mark Barney.

El capitán Paul Amaral, de la compañía de asistencia de buques TowBoatUS, también lanzó un bote rápido desde el puerto de Ventura, pero estaba a unos 48 kilómetros (30 millas) de distancia.

Amaral dijo que primero buscó en el agua y la costa, luego volvió a la Concepción, que estaba a la deriva. Adjuntó una línea y la metió en aguas más profundas para que los botes de fuego pudieran alcanzarla.

“Lanzamos ese bote sabiendo que el barco estaba en llamas, mucha gente a bordo”, dijo a The Associated Press.

Los cinco miembros de la tripulación, mientras tanto, fueron en un bote a un bote de pesca privado, The Grape Escape, que estaba anclado cerca de la costa norte de la isla Santa Cruz. Dos tuvieron heridas leves.

Los propietarios de ese bote, Bob y Shirley Hansen, le dijeron al The New York Times que estaban dormidos cuando escucharon golpes en el costado de su embarcación de 60 pies (18 metros) alrededor de las 3:30 a.m. y descubrieron a los miembros de la tripulación asustados.

“Cuando miramos, el otro barco estaba totalmente envuelto en llamas, de proa a popa”, dijo Hansen. “Pude ver el fuego venir a través de agujeros en el costado del bote. Hubo estas explosiones cada pocos latidos. No puedes prepararte para eso. Fue horrible “.

El sheriff dijo que los tanques de buceo o propano pueden haber estado explotando.

Hansen dijo que dos de los miembros de la tripulación regresaron a la Concepción en busca de sobrevivientes, pero no encontraron a nadie.

La Concepción de 75 pies (23 metros) estaba en una excursión de tres días a la cadena de islas escarpadas y barridas por el viento que forman el Parque Nacional Channel Islands en el Océano Pacífico al oeste de Los Ángeles.

La Concepción, con sede en el puerto de Santa Bárbara en el continente, era propiedad de Truth Aquatics, con sede en Santa Bárbara, fundada en 1974. Un monumento fuera de Truth Aquatics en el puerto de Santa Bárbara creció a medida que los dolientes llegaron a presentar sus respetos.

Dave Reid, quien dirige un negocio de fabricación de cámaras subacuáticas con su esposa, Terry Schuller, y ha viajado en la Concepción y otros dos barcos en la flota de Truth Aquatics, dijo que consideraba a los tres entre los mejores y más seguros.

“Cuando ves los barcos, siempre están impecables”, dijo. “No dudaría en absoluto en volver a tomar uno. De todas las compañías de barcos, esa sería una de las que no creo que ocurra ”.

Su esposa dijo que los equipos de Truth Aquatics siempre han sido meticulosos al revisar las instrucciones de seguridad al comienzo de cada viaje en el que ha estado.

Le dicen dónde están los chalecos salvavidas, cómo ponerselos … las salidas, dónde están los extintores, en cada viaje, dijo Schuller. Son lo mejor, lo mejor absoluto

Ambos dijeron que el área para dormir es cómoda pero estrecha, sin embargo, con literas apiladas una al lado de la otra en la cubierta más baja. Subir a la cubierta superior para bajar requiere navegar por una escalera estrecha con una sola salida.

Los registros de la Guardia Costera muestran que todas las violaciones de seguridad de los últimos cinco años fueron abordadas rápidamente por los propietarios del barco. Algunas violaciones estaban relacionadas con la seguridad contra incendios. Una inspección de 2016 resultó en que los propietarios reemplazaran el detector de calor en la cocina y uno en 2014 citó una manguera de incendios con fugas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat